jueves, noviembre 09, 2006

Búscame

Búscame en el horizonte que adviertan tus ojos,
en el requiebre de soledades herméticas,
donde el llanto se cristalice en la escarcha,
y el viento surque el rostro como una bofetada.

Búscame donde el día y la noche sea uno,
donde los relojes son injustificados,
donde el río talla el costado de las rocas
y los ecos se multiplican rebotando en la nada.

En la fosca sobre vivencia de la natura,
en el armiño que cubre mi entorno
o donde el trueno trice los arreboles de la tarde.

Búscame, en este exilio de anacoreta voluntario,
en este inverosímil cajón de montañas,
donde los senderos no existen,
y mis huellas rebotan en las piedras
que nadie pisará donde he pisado.

No estaré en los lugares de entonces,
ni en la quietud de andenes solitarios,
ni en aeropuertos de sueños siderales,
ni en calles repletas de gente presurosa,
ni me hallaras detenido en los umbrales,
de recintos bruscamente clausurados,
ni rondando recintos dolorosos,
ni hurgando en palabras desgranadas,
de una espiga de versos inmaduros.

Tampoco estaré como ante
en las estaciones de la luna,
ni en el rumor de las hojas tristes,
que el viento en tu jardín sacude.

Podrás encontrarme si lo quieres,
en todas las cosas que fueron nuestras,
pero no detendrás tus ojos en mi presencia,
que ya no existo como el hombre,
como el amante,
como lo fui cuando tuve todo lo tuyo,
solo soy sombra entre las sombras,
llamada sin respuesta
perenne ciudadano de mundos olvidados,
arriero de quimeras,
soldados desertor de esta ultima batalla.

Maximiliano...

fin

1 Comments:

Blogger kuka said...

Felicitaciones Maximiliano!!

7:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

>