martes, octubre 25, 2011

Asechanzas


Rondo el corazón ajeno,

como un astro fuera de orbita,

con los ojos rotos de esperanzas,

y la tristeza estacionada alma afuera.

Cubro mis frustraciones con las manos

y callo mi silencio con palabras

me arropo con noches australes

repletas de constelaciones escarchadas.

Deambulo cerca del corazón ajeno

deseando un hallazgo distinto

una emoción transparente

una vieja ilusión arrojada por cualquier mano.

Pero sólo soy estéril sombra cayendo

sobre desamparadas orillas,

soy el vértice agudo de la espada

que rompe tontamente y visceral.

¡Que de mi! en este afán de ser sin ser,

de querer entre lo nunca deseado,

de morir en cada cadáver

y renacer en el vórtice del tiempo.

¡Que de mi! en esta travesía que arredro

en este periplo sin retorno

donde yacerá mi espíritu impúdico

herido y finalmente derrotado.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Que de mi! en esta travesía que arredro

en este periplo sin retorno

donde yacerá mi espíritu impúdico

herido y finalmente derrotado.

.......... ¡Que de mi!

11:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Jenn

11:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

top [url=http://www.001casino.com/]online casinos[/url] hinder the latest [url=http://www.casinolasvegass.com/]casino online[/url] free no store bonus at the leading [url=http://www.baywatchcasino.com/]baywatchcasino.com
[/url].

6:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

>